Para lo que necesites… 

 

Cuando empezaste con tu negocio online, creías que tal vez no fuera tan fácil llegar a tanto público. Sin embargo, a base de esfuerzo, constancia y formación has conseguido tener una clientela potencial creciente

Tu negocio crece día a día, a un ritmo mucho mayor del que hubieras imaginado en un principio. Por lo que quizás te sientas abrumado y empiezas a tener complejo de “pulpo”, te faltan manos para abarcar todas las tareas competenciales (pendientes a lo largo de la semana).

 

Ahora que sabes hasta dónde eres capaz de llegar, que sabes que tu negocio funciona, todo empieza a fluir de manera natural, sin embargo el trabajo duro y la dedicación continua de la mayor parte de tu tiempo, ya no te bastan.

Pues bien, ha llegado el momento en el que plantearse cómo salir de ese gran círculo vicioso:

 

Horas de trabajo interminables/Falta de tiempo

 

  • El trabajo de backoffice parece inacabable, pero es un trabajo que debemos realizar sí o sí, tanto si tu empresa es online u offline, no queda otra alternativa.
  • Por otro lado, tenemos la publicación en las llamadas redes Sociales: Facebook, Instagram, Twitter … es algo que nos quita muchos de nuestros apreciados minutos frente a la pantalla.
  • Escribir post para publicar en blogs, aprobar comentarios del mismo y responder a tu audiencia.
  • Planificar/organizar viajes, hoteles, congresos, reuniones.
  • Si tienes tienda online: planificar pedidos, responder a clientes…
  • Editar/grabar vídeos, subirlos a Youtube…
  • Retocar imágenes, buscar fotos adecuadas para tu negocio…
  • Gestión de e-mails y base de datos.
  • Atención y servicio al cliente.

La realización de estas actividades, y otras tantas más, hacen que no te puedas centrar en lo que es verdaderamente importante para una buena marcha de tu actividad comercial. Muchos profesionales y dueños de pequeñas empresas, se ven en esta situación sintiéndose atrapados en una gran madeja enredada.

Sin una ayuda detrás que gestione ésta área será difícil lograr el crecimiento exponencial que necesita tu negocio.Por ello, cuando la cantidad de trabajos a realizar nos desborda es el momento de plantearse recurrir a la delegación de tareas de manera profesional, invirtiendo en una ayuda que te garantice el desarrollo pleno de tu negocio. 

 

¿Por qué nos cuesta tanto delegar?

 1. Porque nos gusta tenerlo todo controlado:

Aunque materialmente no tenemos tiempo para hacerlo todo nos cuesta horrores dejar que las tareas las haga otra persona. Lo cierto es que si delegamos funciones de poca importancia o tareas muy técnicas en las que no somos buenos, ahorraremos un montón de tiempo en aquellas labores que son importantes y en las que en las que sí somos buenos.

  2. A veces delegar implica perder tiempo en enseñar algo a alguien:

 Lo bueno de contar con profesionales es que pasa todo lo contrario: ellos saben perfectamente lo que hay que hacer y acabas ahorrando tiempo.

3. Vemos el gasto y no la inversión (de tiempo y económica) que en realidad es:

Si yo vendo un servicio por 65€/h lo interesante es que me centre en conseguir clientes y estar ganando 65€ a la hora en lugar de dedicar mi tiempo en tareas que puedo subcontratar por 35€/h.

 

 ¡Déjate ayudar y respira!

 “El camino marca una dirección. Y una dirección es mucho más que un resultado” 

Jorge Bucay.

 

Para eso estamos aquí, somos Asistentes Virtuales y podemos ayudarte en todo lo que hemos mencionado anteriormente o en otras tareas que nos puedas confiar. 

“La Asistencia Virtual ha llegado para quedarse”

Pasemos a explicar esto un poco:

Comenzamos con una definición de asistente virtual, que nos da  la Asociación Internacional de Asistentes Virtuales:

“Los asistentes virtuales son profesionales independientes que prestan servicios de soporte administrativos, creativos y técnicos a múltiples clientes en una variedad de industrias desde una ubicación remota, por lo general su hogar u oficina”

Los negocios online están cada vez más en auge. Emprender en la red está al alcance de muchas personas, especialmente, porque hay que invertir mucho menos dinero que para crear un negocio tradicional. Este ahorro viene sobre todo por la posibilidad de trabajar desde casa o desde un espacio de coworking.

 

Sabiendo todo esto sobre la Asistencia Virtual, vamos a centrarnos en lo que te interesa para tu negocio.

Para empezar, veamos qué es lo que tenemos que tener claro para saber exactamente qué trabajo tienes necesidad de delegar.

Para ello, lo ideal es sentarse tranquilamente a pensar, sin prisas, sin distracciones ni agobios.

Hacerlo en un momento tranquilo del día, a primera hora, antes de empezar a hacer nada, te ayudará a enfocarte mejor.

                                                                    “La reflexión te hará crecer”

Para que te centres en lo que necesitas tienes que tener en cuenta una serie de puntos que te involucran a ti y a lo que le vas a pedir a tu Asistente Virtual:

 

  • Tareas diarias: bandeja de entrada, responder e-mails, pedidos, dar soporte a los clientes, revisar reuniones, actualizar redes sociales ….
  • Tareas semanales: subir videos, escribir post, aprobar comentarios y responder a tu audiencia, programar redes…  
  • Tareas mensuales: gestión de facturas mensuales, revisión de nuestra web,revisar calendario editorial, análisis mensuales de las redes sociales, preparación de cursos/talleres/conferencias, marcar en el calendario los próximos eventos de networking a los que queremos asistir, planificar post de invitados, gestión de afiliados….

 

Una vez hecho balance de todo, lo que tenemos que hacer, sería adecuado realizar una medición del tiempo que te lleva cada una de estas tareas. De esta forma tendrás una idea real de lo que puedes liberar y delegarlo en tu Asistente Virtual.

                                             “Duplica tus horas laborales con nuestro apoyo y gestión”

                                                                                                 3×2=6

Cuando tenemos definidas todas las tareas diarias, semanales, mensuales…es el momento de hacer una tabla en la que colocar primero las tareas que tú tienes que realizar y otra, en la que pongas qué tareas puedes delegar a una AV. Una vez realizado esto, observa y si la segunda lista abulta demasiado es el momento de tomar decisiones importantes y ampliar tu equipo.

                          “Haz tu lista hoy mismo porque tu negocio crecerá con tus horas productivas”

Recuerda que todo el tiempo que dediques a aclarar ideas, pensar y recapacitar sobre tu negocio no será en balde, ya que supondrá una gran inversión en tiempo y una adecuada organización de tus tareas.

 

¿Imaginas todo el tiempo libre del  que dispondrás, con nuestra ayuda, para ti y los tuyos?

¡No lo dudes y confía en nuestra profesionalidad!

 

                                                                                                                                                                                                       …aquí nos tienes.

 

 

 

Para lo que necesites… 

 

Cuando empezaste con tu negocio online, creías que tal vez no fuera tan fácil llegar a tanto público. Sin embargo, a base de esfuerzo, constancia y formación has conseguido tener una clientela potencial creciente

Tu negocio crece día a día, a un ritmo mucho mayor del que hubieras imaginado en un principio. Por lo que quizás te sientas abrumado y empiezas a tener complejo de “pulpo”, te faltan manos para abarcar todas las tareas competenciales (pendientes a lo largo de la semana).

 

Ahora que sabes hasta dónde eres capaz de llegar, que sabes que tu negocio funciona, todo empieza a fluir de manera natural, sin embargo el trabajo duro y la dedicación continua de la mayor parte de tu tiempo, ya no te bastan.

Pues bien, ha llegado el momento en el que plantearse cómo salir de ese gran círculo vicioso:

 

Horas de trabajo interminables/Falta de tiempo

 

  • El trabajo de backoffice parece inacabable, pero es un trabajo que debemos realizar sí o sí, tanto si tu empresa es online u offline, no queda otra alternativa.
  • Por otro lado, tenemos la publicación en las llamadas redes Sociales: Facebook, Instagram, Twitter … es algo que nos quita muchos de nuestros apreciados minutos frente a la pantalla.
  • Escribir post para publicar en blogs, aprobar comentarios del mismo y responder a tu audiencia.
  • Planificar/organizar viajes, hoteles, congresos, reuniones.
  • Si tienes tienda online: planificar pedidos, responder a clientes…
  • Editar/grabar vídeos, subirlos a Youtube…
  • Retocar imágenes, buscar fotos adecuadas para tu negocio…
  • Gestión de e-mails y base de datos.
  • Atención y servicio al cliente.

La realización de estas actividades, y otras tantas más, hacen que no te puedas centrar en lo que es verdaderamente importante para una buena marcha de tu actividad comercial. Muchos profesionales y dueños de pequeñas empresas, se ven en esta situación sintiéndose atrapados en una gran madeja enredada.

Sin una ayuda detrás que gestione ésta área será difícil lograr el crecimiento exponencial que necesita tu negocio.Por ello, cuando la cantidad de trabajos a realizar nos desborda es el momento de plantearse recurrir a la delegación de tareas de manera profesional, invirtiendo en una ayuda que te garantice el desarrollo pleno de tu negocio. 

 

¿Por qué nos cuesta tanto delegar?

 1. Porque nos gusta tenerlo todo controlado:

Aunque materialmente no tenemos tiempo para hacerlo todo nos cuesta horrores dejar que las tareas las haga otra persona. Lo cierto es que si delegamos funciones de poca importancia o tareas muy técnicas en las que no somos buenos, ahorraremos un montón de tiempo en aquellas labores que son importantes y en las que en las que sí somos buenos.

  2. A veces delegar implica perder tiempo en enseñar algo a alguien:

 Lo bueno de contar con profesionales es que pasa todo lo contrario: ellos saben perfectamente lo que hay que hacer y acabas ahorrando tiempo.

3. Vemos el gasto y no la inversión (de tiempo y económica) que en realidad es:

Si yo vendo un servicio por 65€/h lo interesante es que me centre en conseguir clientes y estar ganando 65€ a la hora en lugar de dedicar mi tiempo en tareas que puedo subcontratar por 35€/h.

 

 ¡Déjate ayudar y respira!

 “El camino marca una dirección. Y una dirección es mucho más que un resultado” 

Jorge Bucay.

 

Para eso estamos aquí, somos Asistentes Virtuales y podemos ayudarte en todo lo que hemos mencionado anteriormente o en otras tareas que nos puedas confiar. 

“La Asistencia Virtual ha llegado para quedarse”

Pasemos a explicar esto un poco:

Comenzamos con una definición de asistente virtual, que nos da  la Asociación Internacional de Asistentes Virtuales:

“Los asistentes virtuales son profesionales independientes que prestan servicios de soporte administrativos, creativos y técnicos a múltiples clientes en una variedad de industrias desde una ubicación remota, por lo general su hogar u oficina”

Los negocios online están cada vez más en auge. Emprender en la red está al alcance de muchas personas, especialmente, porque hay que invertir mucho menos dinero que para crear un negocio tradicional. Este ahorro viene sobre todo por la posibilidad de trabajar desde casa o desde un espacio de coworking.

 

Sabiendo todo esto sobre la Asistencia Virtual, vamos a centrarnos en lo que te interesa para tu negocio.

Para empezar, veamos qué es lo que tenemos que tener claro para saber exactamente qué trabajo tienes necesidad de delegar.

Para ello, lo ideal es sentarse tranquilamente a pensar, sin prisas, sin distracciones ni agobios.

Hacerlo en un momento tranquilo del día, a primera hora, antes de empezar a hacer nada, te ayudará a enfocarte mejor.

                                                                    “La reflexión te hará crecer”

Para que te centres en lo que necesitas tienes que tener en cuenta una serie de puntos que te involucran a ti y a lo que le vas a pedir a tu Asistente Virtual:

 

  • Tareas diarias: bandeja de entrada, responder e-mails, pedidos, dar soporte a los clientes, revisar reuniones, actualizar redes sociales ….
  • Tareas semanales: subir videos, escribir post, aprobar comentarios y responder a tu audiencia, programar redes…  
  • Tareas mensuales: gestión de facturas mensuales, revisión de nuestra web,revisar calendario editorial, análisis mensuales de las redes sociales, preparación de cursos/talleres/conferencias, marcar en el calendario los próximos eventos de networking a los que queremos asistir, planificar post de invitados, gestión de afiliados….

 

Una vez hecho balance de todo, lo que tenemos que hacer, sería adecuado realizar una medición del tiempo que te lleva cada una de estas tareas. De esta forma tendrás una idea real de lo que puedes liberar y delegarlo en tu Asistente Virtual.

               “Duplica tus horas laborales con nuestro apoyo y gestión”

                                                                                                 3×2=6

Cuando tenemos definidas todas las tareas diarias, semanales, mensuales…es el momento de hacer una tabla en la que colocar primero las tareas que tú tienes que realizar y otra, en la que pongas qué tareas puedes delegar a una AV. Una vez realizado esto, observa y si la segunda lista abulta demasiado es el momento de tomar decisiones importantes y ampliar tu equipo.

     “Haz tu lista hoy mismo porque tu negocio crecerá con tus horas productivas”

Recuerda que todo el tiempo que dediques a aclarar ideas, pensar y recapacitar sobre tu negocio no será en balde, ya que supondrá una gran inversión en tiempo y una adecuada organización de tus tareas.

 

¿Imaginas todo el tiempo libre del  que dispondrás, con nuestra ayuda, para ti y los tuyos?

¡No lo dudes y confía en nuestra profesionalidad!

 

                                                                                                                                                                                                   …aquí nos tienes.

 

 

 

Share This